DIC
21

¿Por que? ¡Por que? ¿Por que?

SVETLANA ALEIXIEVICH Los muchachos de zinc. Voces soviéticas de la guerra de Afganistán.
¿Por que? ¡Por que? ¿Por que?

>>Perdió la vida el primer mes….Mi niño…Sangre de mi sangre….

Lo trajeron pasados diez días. A lo largo de esos diez días estuve soñando que perdía algo y no lograba encontrarlo.

>>…Delante de nuestra casa se pararon unos vehículos: dos todoterrenos militares y una ambulancia. Enseguida lo comprendí: venia aquí, a mi casa. Todavía entera les abrí la puerta.

>>- ¡No me digan nada¡ ¡No me digan ni una palabra¡ Entréguenme el cuerpo de mi hijo….. Lo enterrare a mi manera. Yo sola. No quiero honores militares….

>>¡Publíquelo¡  ¡Escriba la verdad¡

 

Este es uno de los testimonios recogidos por la premio Nobel de literatura Svetlana Alexievich en el libro “Los muchachos de zinc”. Voces soviéticas de la guerra de Afganistan.

Entre 1979 y 1989 la Union Sovietica combatió en Afganistan en apoyo del régimen comunista de Kabul. Una guerra silenciada por las autoridades soviéticas y casi desconocida por la población rusa. Allí fueron como soldados internacionalistas miles de jóvenes convencidos del honor de luchar por la libertad y por su país. Volvieron rotos, mutilados, tarados, muertos o simplemente no volvieron. Este libro recoge testimonios orales de soldados, mandos, enfermeras, aviadoras y zapadores que allí fueron y de madres y esposas que recibieron con desgarro los ataúdes de zinc conteniendo los cadáveres de sus esposos e hijos.

Después de leer estos testimonios es inevitable hacerse preguntas:

¿Qué motivos hay para la tragedia?

¿Qué motivos hay para mandar a la muerte a las personas?

¿Hay alguna razón, alguna ideología, que merezca tanto dolor y tanto sufrimiento?

¿De que sirvió todo?

Pero sobre todo la gran pregunta es ¿por qué?, ¿por qué?, ¿por qué?