Blog

MAR
10

JUNICHIRO TANIZAKI

JUNICHIRO TANIZAKI
JUNICHIRO TANIZAKI

¡Que dificil nos resulta memorizar los nombres japoneses¡

Japon, al otro lado del mundo, una cultura muy diferente a la nuestra donde la tradicion convive con la modernidad, un autor prolifico (1886-1965)  que nos ha legado algunas jugosisimas obras de corte erotico, exuverantes como el propio pais.

En este volumen encontramos dos cortas narraciones llenas de imagenes y sugerencias. En ambas el protagonista se acerca ya a la proximidad de la vejez  pero eso no le impide mantener un deseo sexual bastante acusado. En la primera de ellas el objeto de sus interes es su propia  esposa, a la que parece incitar al adulterio para asi, imaginandola en brazos de otro hombre, poder conseguir el vigor suficiente en el acto sexual y tambien para hacer realidad su principal  fantasia: contemparla totalmente desnuda. Para ello idea una serie de arducias con el fin de disfrutar a su antojo de la aun apetecible anatomia de su mujer. El ardor con que actua es un acicate para mantenerse activo pero, a la vez, es motivo de que su salud se vea afectada negativamente.

En el segundo relato el protagonista se apasiona vivamente de la moderna y bellisima mujer de su hijo. Ella parece disfrutar con el poder que esa atraccion provoca. 

No cierra con llave la puerta del baño, colindante al dormitorio de el, cuando se ducha... incluso le avisa si no esta echado el pestillo. Podeis imaginar el corazon palpitante del senescente señor al entrar en el aposento donde ella se solaza bajo los chorros de agua.

Tambien en este relato junto al rejuvenecimiento provocado por la pasion se haya el riesgo del deterioro emocional producido por ese exceso de pasion.

¿Por que leer a Junichiro Tanizaki?

Para disfrutar de la lectura,contestamos, por el puro y sencillo placer de la lectura. Pero tambien para trasladarnos en el espacio (Japon) y el tiempo (primera mitad del siglo XX) y hacernos a otra vision de la vida. Y tambien...y tambien para revisar nuestra vida erotica, nuestros impulsos, nuestras fantasias.

 

Volver a noticias